Río Kamo, Kioto

En agosto de 2011, Carlota Akaneya abre en Barcelona el primer sumiyaki de Europa.

Sumibi-yaki —o simplemente sumiyaki— es un tipo de barbacoa casera con una parrilla de carbón vegetal, llamada shichirin. A diferencia del yakiniku, el sumiyaki se refiere a cualquier comida asada sobre el ​​​​​"sumi​​​​​", el carbón vegetal. Los japoneses importaron el concepto de Corea y lo convirtieron en una parte importante de su cultura gastronómica.

En 2009, Ignasi Elías y Felipe Fernández se fijan en el restaurante Akaneya Junshinken de Kyoto, situado en la emblemática calle de Ponto-chō, al lado del río Kamo, para abrir Carlota Akaneya dos años más tarde en el barrio del Raval de Barcelona.

La incoporación de Natsumi Tomita, poco antes de la apertura, marcará la personalidad de Carlota Akaneya y su evolución hacia una cocina tradicional y genuinamente japonesa.

Los inicios del Carlota Akaneya son difíciles. El primer lleno los sorprendió con Albert Adrià sentándose a cenar y yéndose sin comer. ​​​​​"Fue un desastre​​​​​", se lamenta Felipe. Pero el boca-oreja siguió imparable, trayendo celebridades como Andrés Iniesta o Ferran Adrià mucho antes de lo deseado.

Albert Adrià, hoy un habitual del lugar, invitó posteriormente a Carlota Akaneya a conocer el Tickets por dentro. ​​​​​"Aquella tarde aprendimos más que en 24 meses trabajando​​​​​", confiesan. Desde entonces, Carlota Akaneya abre solo las noches y dedica el día a preparar la mise-en-scène.

Tres años después de su apertura, Carlota Akaneya incorpora en su carta, procedente directamente de Japón, el corte de ternera más exclusivo del país nipón, la carne de Kobe de grado A5, célebre por su sabor y textura de mármol mantecoso, sutil y aterciopelado.

Nunca se había servido Kobe A5 fuera del Japón, excepto en Hong Kong y Macao. ​​​​​"Es histórico​​​​​", se congratula Felipe. Por diferentes razones, Japón prohibía su comercialización y ahora empieza a venderla. Así, Carlota Akaneya se convierte en el primer sumiyaki de occidente en servir A5, la máxima calificación otorgada por la asociación emisora del certificado oficial de carne de Kobe en Japón.

En noviembre de 2014, Carlota Akaneya lanza su web y decide darse a conocer. ​​​​"Cuando te falta tanto por aprender nunca te parece un buen momento para hablar de ti​​​​", dice Ignasi. Pero han cambiado de opinión. ​​​​"La vida son cuatro días, así que hemos decidido darnos este pequeño homenaje. Hay muchos barceloneses que no saben que tienen un sumiyaki en la ciudad. Y ahora tenemos Kobe A5. Nos gustaría que lo supieran​​​​".

Carlota Akaneya viaja a Japón y Hong Kong dos veces al año para estudiar las mejores propuestas de restauración asiática del mundo. ​​​​"Volver a Barcelona es casi siempre volver a empezar​​​​".